jueves, 13 de agosto de 2015

El Jamón

El jamón, es una parte muy importante en la gastronomía española, por muchas razones. Podemos tener diferentes jamones o paletillas, Ibéricos de bellota. También podemos tener más normales pero sin descuidar la calidad, pues es muy importante trabajar con la mejor calidad que podamos permitirnos sin engañar al consumidor, nunca hay que olvidar que es el cliente, nuestra fuente de ingresos.
Tanto el corte como la presentación del jamón, resaltan la calidad del producto al igual que la del local. Si tenemos en cuenta, como muy importante unos buenos cuchillos, un buen soporte para el jamón, ya sea vertical o horizontal, una zona especifica para el jamón y los embutidos, una zona de trabajo cómoda y bien visible al cliente. Que disfrute del corte, si es posible, una lampara de calor y los platos a una buena temperatura, ya que hay que recordar que el jamón cuando se encuentra a baja temperatura, ya sea por clima o aire acondicionada, se contrae, y con el aire acondicionado, se reseca. Por lo tanto usemos platos calientes, para que sude cuando lo emplatámos y lampara de calor, que ara que su aspecto sea muy apetecible.
También tenemos que tener en cuenta a la hora de empezar nuestro jamón, esa capa de grasa que hay que guardar, para depositar en cima del jamón, cuando no lo estamos usando, todo ese aceite natural, hace que se impregne y no se reseque. Es importante, si es posible a la hora de empezar un jamón, salvo en los casos de mucho consumo, que se pueden empezar dos a la vez y ir mezclando una parte  con la otra. Pero si no es el caso, es aconsejable empezar las dos partes para aprovechar al máximo nuestro jamón.
A la hora de servirlo podemos utilizar como base el plato, o como me gusta personalmente, un buen pan de coca, con un aceite extra virgen de oliva, sin pasarnos, pues nunca hay que tapar el sabor del jamón, pero la verdad es que con un pan excelente el producto se realza al máximo sabor.
A la hora de acompañar al jamón de la mano de un vino, yo plantearía no utilizar grandes reservas, quizás un joven con carácter, un  crianza noble o como mucho un reserva. También hay blancos con barrica que le quedan perfecto, o un merlot rosado, que me encanta, en épocas de calor.
Y por último, no olvidemos tener bien limpia nuestra zona de trabajo, eso hace que trabajes tranquilo y le da también tranquilidad al cliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario